Pat Fry cree que la nueva directiva beneficia a los grandes

Fry
Pat Fry | Fuente: Getty Images

A partir de este primer Gran Premio tras el parón veraniego la FIA va imponer una nueva normativa referente al suelo de los coches. Además, a partir de 2023, los coches deberán ser levantados, añadiendo un quebradero de cabeza más a los equipos.

Estos cambios los ha impuesto la Federación Internacional para mejorar la seguridad de los pilotos, reduciendo el porpoising y las sacudidas de cabeza de los pilotos.

Desde Alpine, Pat Fry, director técnico del equipo, cree que esta nueva directiva podría favorecer y alejar a los equipos grandes del resto. El británico objeta que estas medidas podrían haber llegado tarde. Ferrari, Red Bull y Mercedes cuentan con departamentos más grandes y con mayores recursos, lo que podría ser más fácil para ellos encontrar una solución en un tiempo más corto.

La diferencia de personal y recursos disponibles por los equipos punteros hace que Alpine vea las nuevas medidas como un posible motivo por el que la brecha entre la zona delantera y la zona media de la parrilla sea mayor.

“Si nos fijamos en la aerodinámica, nuestro departamento es más pequeño que los tres equipos punteros. McLaren, nuestro máximo rival, también está en una situación similar a la nuestra. Ferrari, Red Bull o Mercedes, pueden tener personas en otros proyectos pero traerlos de vuelta para solucionar los problemas que pueda aportar la nueva directiva», comentaba Pat Fry para Autosport.com.

Cuando dispones de capacidad extra de trabajo, tienes ventaja. El retraso en la imposición de la norma ha sido beneficioso para ellos, ya que saben que los equipos pequeños no les podrán copiar. Este cambio será un reto importante para nosotros”, añadió Pat Fry.

Por si fuera poco, el directivo de Alpine no ve bien que la FIA haya tardado tanto en aprobar la normativa de 2023. Según Fry, muchos equipos ya habrán usado horas del túnel de viento que podrían no servir de nada debido a la tardanza con la publicación de la directiva técnica.

“Cuanto antes se hubiera aprobado, hubiera sido mejor para nosotros. Si hay un cambio, tenemos que desechar el trabajo hecho hasta ahora. Estoy convencido que los equipos ya están usando horas de viento para 2023. Nosotros también lo estamos haciendo, pero ese trabajo podría verse diluido por cambiar la normativa”, concluía el directivo de Alpine.