Norris: «Tuve que aumentar la dosis de los medicamentos en Austin para el dolor de cabeza por el porpoising»

Lando Norris durante el Gran Premio de Estados Unidos | Fuente: Getty Images

El porpoising vuelve a adueñarse de una carrera de Fórmula 1. Cuando parecía que ya era cosa del pasado, o que al menos se había controlado, ha vuelto a la carga. El pasado Gran Premio de Estados Unidos volvió a tener como protagonista en ciertos equipos al odiado porpoising.

La preparación física para competir en la competición reina del motor cada vez es más exigente. Sin embargo, los pilotos no están exentos de sufrir dolores o de sufrir lesiones. En el inicio de la temporada de 2022, un nuevo “enemigo” se convirtió en el mayor quebradero de cabeza de la era moderna. Sobre todo, en el caso de Lando Norris, quién tuvo que ausentarse de una rueda de prensa con los medios debido a su estado de salud.

El de McLaren, que parecía había controlado la situación, volvió a sufrir en El Circuito de Las Américas. El irregular asfalto de Texas, provocó que los dolores que sufría el británico debido al rebote de su McLaren volvieran más fuertes. El joven inglés reveló que tuvo que medicarse para poder competir. Una vez vista la bandera a cuadros confesó que en ciertos momentos de la carrera perdía la concentración debido a sus dolores.

«No pude concentrarme por completo en las últimas diez vueltas», dijo Norris a RacingNews365.com. Sin embargo, pudo terminar en una meritoria sexta plaza dando caza a Fernando Alonso en los últimos giros. «Hay demasiadas irregularidades y baches en este circuito, tuve que aumentar la dosis de los medicamentos para el dolor de cabeza porque sufrí mucho durante el fin de semana con el asfalto así», afirmó el británico según recoge Motorsport.com.

Pese al reasfaltado que sufrió el circuito americano en 2020, las irregularidades en el asfalto no han cesado y Norris pide que de nuevo se repita el proceso. «No sé si las condiciones en las que estamos son las mejores o peores que los otros equipos, lo que está claro es que estoy sufriendo con eso», reconoció.

«Cuando tomo las pastillas, puede que no haya una gran diferencia, pero, sin duda, (el dolor de cabeza) me dificulta, y puede ser muy fácil cometer errores». Sin duda los de Woking han sido los más perjudicados por el rebote durante toda la temporada.