Red Bull confía en la fiabilidad de su motor para 2020

RB15 de Max Verstappen | Fuente: @redbullracing

Red Bull tiene sus esperanzas en no recibir ninguna penalización por cambio de motor la próxima temporada. La escudería inglesa confía completamente en su motor Honda tras las buenas impresiones mostradas en las pruebas de pretemporada. Red Bull quiere volver a pelear por el mundial de constructores en 2020 y no recibir penalizaciones a lo largo de la temporada será clave para pujar por el título.

Así lo ha confirmado el piloto de la escudería Max Verstappen. Según el holandés: «El año pasado, solo cambiamos los motores porque tenían mejoras de rendimiento. Esa fue la razón por la que utilizamos esos motores extra. Este año sabemos que intentaremos, por supuesto, no tener ninguna penalización».

El director gerente de Honda F1, Masashi Yamamoto, afirmó por su parte que la estrategia del equipo para conseguir tal fiabilidad fue seguir la línea de la pasada temporada. «Fuimos bastante competitivos en la última mitad de la temporada pasada. Y luego la fiabilidad también fue muy buena. Así que tratamos de continuar con esa confiabilidad pero con más potencia. Ese fue nuestro enfoque», declara el japonés.

Su director de equipo, Christian Horner, destacó también la mejora de la integración del motor Honda al chasis de Red Bull. «La correlación entre lo que estamos viendo en la pista y el banco de pruebas es acertada. Creo que hemos tenido un buen invierno. El año pasado fue nuestra primera temporada con Honda. La relación ha evolucionado y se ha endurecido durante todo el año pasado. Creo que todo nuestro paquete está más integrado», afirma Horner.

El inglés también quiso darle importancia al trabajo de su equipo técnico durante el invierno. «Creo que todo el equipo ha hecho un gran trabajo al producir este auto. Hemos venido aquí (a las pruebas) con más millas en el banco de pruebas que antes. La fiabilidad desde el primer momento y los comentarios de los conductores hasta ahora son muy alentadores».