Los problemas de Ferrari se acentuaron en Yeda

Según Leclerc, la poca velocidad punta del Ferrari y las tres zonas de DRS hicieron misión imposible la defensa de su primera posición en Yeda.

Charles Leclerc afirma que los defectos del Ferrari se volvieron “mucho mas grandes” durante la lucha con Max Verstappen por la victoria en Arabia Saudí. El principal problema al que se enfrentó el monegasco respecto al campeón del mundo fue el déficit de velocidad punta en el coche rojo respecto al Red Bull. A esto se le unió que, el circuito de Yeda cuenta con tres zonas consecutivas de DRS, por lo que la defensa de la posición se antojaba difícil.

Sobre esta situación habló el líder del mundial tras la carrera. “El punto en el que más luchamos fue cuando Max consiguió el DRS básicamente porque nuestras debilidades eran más grandes. La diferencia de velocidad en línea recta era mucho más grande”. También analizó la velocidad en curva del Ferrari, al que puso un punto por encima del Red Bull. Esta situación no fue suficiente para parar al holandés.

Todo provocó que Leclerc no pudiera escaparse a más de un segundo de Max Verstappen en la zona revirada. A pesar de todos estos problemas, Leclerc consiguió aguantar varias vueltas a Verstappen debido a una mejor gestión de las zonas de DRS. Finalmente acabó sucumbiendo ante el holandés a falta de pocas vueltas para el final.

Sobre los neumáticos también habló Leclerc. Cree que en todo momento, la gestión y la estrategia fue la correcta y que no fue un motivo de peso en la pérdida de la victoria. Fue una carrera complicada en este sentido. Las tandas de los viernes sacaron a relucir una degradación que al final no se vio. «Ferrari no hizo nada malo con la gestión de neumáticos», concluyó.